Saltar al contenido

¿Cómo cuidar de una Iguana doméstica?

Para los cuidados de una iguana domestica en nuestro hogar, deberemos tener presentes ciertos elementos al momento de transportar, alimentar y cuidar a nuestra iguana en casa.

El terrario de mi Iguana Mascota

Terrario de una iguana domestica

Este sera el hábitat que dispondremos en casa para que nuestra iguana pase la mayor parte del tiempo, para que duerma, se reproduzca de ser necesario, deposite huevos y se alimente.

Puedes dejarla salir regularmente pero es un animal principalmente estacionario y de poca movilidad.

El terrario deberá ser de por lo menos 120 litros de capacidad, preferiblemente de posición vertical, a diferencia del de las serpientes que es dispuesto de forma horizontal.

El tamaño del terrario de la Iguana

El tamaño deseado debería ser de 150 x 150 x 75 cm, pero siendo aun bebe se puede empezar con un terrario de 50 x 30 centímetros, pero ten presente que tienen un crecimiento acelerado, por lo cual este no te servirá por mucho tiempo.

Esto para poder introducir un tronco dentro de este para que el animal trepe, pueda desarrollarse naturalmente y se sienta como en casa.

A medida que tu animal vaya creciendo, debes ir aumentando el tamaño del terrario, esto para evitar la mala posición o movilidad de la iguana y la adecuación de un tronco más grande.

El costo inicial del terrario puede rondar los 70 dolares.

Ten presente que el tamaño ideal seria del doble del tamaño de tu iguana mascota, pero igualmente evita usar mallas metálicas, ya que estos animales tienen la costumbre de trepar y estos elementos pueden lastimar sus dedos al intentar escalar por la malla.

Temperatura del Terrario

Al ser animales de sangre fría y propio de climas tropicales, el control de la temperatura y la humedad son fundamentales para su desarrollo natural y sus funciones orgánicas.

La temperatura dentro de su adecuado hábitat debe oscilar entre los 24°C y 30° teniendo en cuenta si es de día o de noche, si estamos en invierno o en verano.

Si la temperatura baja de los 24°C tu mascota se podría resfriar, enfermar y según tu cuidado, podría correr el riesgo de muerte.

Para esto debes tener a manos los siguientes elementos y su correspondiente repuesto en caso de ruptura de alguna fuente de calefacción.

Accesorios necesarios para un terrario

  1. Una fuente de luz UVB que puede ser suministrada a través de una bombilla fluorescente.
  2. Lamparas calefactoras, una blanca para el día para mantener la correcta temperatura dentro del terrario y una roja para la noche, para que no moleste el sueño de la iguana e igualmente conserve la temperatura, lamparas tales como las infrarrojas.
  3. Manta eléctrica que se dispondrá en la superficie del terrario, solo requieren ocupar un tercio del espacio del piso del hábitat.
  4. Acondicionamiento para el terrario como el tronco, piedras, arena, bebedero y comedero, plantas no toxicas.
  5. También podrías optar por agregar un cable térmico especial para reptiles que no exceden un nivel constante de calor y son especialmente diseñados para estas especies.
  6. 2 termómetros y un termostato para controlar correctamente la temperatura dentro del terrario, tanto en las zonas frías de este como en las zonas calientes, y controlar las temperaturas de día y de noche. El correcto manejo de la temperatura es fundamental para la vida del animal, su correcto desarrollo y la ausencia de enfermedades.

cuidado, iguana domestica a la vista

Iluminación del Hábitat

Este tipo de especies requieren cierta fuente de luz ultravioleta, ya que al ser de sangre fría, sin esta fuente, no asimilan correctamente el calcio. Deberás comprar una luz especialmente diseñada para iguanas y reptiles referencia 5.0.

Las bombillas fluorescentes deben cambiarse regularmente cada seis meses a un año una vez, ya que estas con el pasar de los meses van perdiendo luminosidad, por lo cual, nuestra iguana puede verse disminuida en la absorción de calcio y deformarse, hasta incluso, fracturarse sus huesos.

Este problema es más latente a medida que envejece y aumenta de peso y tamaño. Si no se les proporciona la radiación adecuada, sus huesos pueden verse afectados y sufrirán de una muerte joven.

De todas formas, cada vez que puedas, permitele a la Iguana tomar luz natural del sol, siempre y cuando el clima lo permita, ten presente que la iluminación artificial es igualmente importante ya que los vidrios de las ventanas de tu casa pueden limitar la absorción de rayos UV.

Control de Humedad

Tu iguana mascota requiere de altos niveles de humedad, propio de las selvas tropicales. La humedad del recinto debe ser de aproximadamente un 75%, sin excederse ya que este exceso puede conllevar igualmente a enfermedades.

Uno de los problemas de las iguanas en cautiverio, es que ellas naturalmente no están familiarizadas a beber mucha agua, ya que los nutrientes que necesitan los obtienen directamente del medio natural, pero en un ambiente artificial si requieren beber mucho liquido pero como no es propio de su naturaleza es uno de los elementos a tener en cuenta como dueño del reptil.

Una de las opciones para mantener la humedad en el recinto es utilizar humidificadores artificiales, que aunque pueden llegar a ser costosos, aligeran mucho el trabajo.

Otras opciones más económicas son tener varias tinas con agua dentro del terrario, al igual que aspersores de agua que liberen cierta cantidad de agua en forma de roció varias veces al día.

No lo olvides una recomendación muy importante, baña tu iguana todos los días, esto no solo la mantendrá fresca sino que además la protegerá de infecciones y bacterias y no queremos que se enferme.

Consejo para los cuidados de una Iguana Verde domestica

Como acondicionamiento del terrario puedes utilizar musgo, corteza de árbol seca, césped artificial. No utilices arena de gato para el suelo del hábitat y procura que este suelo tenga por lo menos 12 centímetros de profundidad ya que nuestra iguana tiene la naturaleza de cavar y preparar nidos con regularidad.

iguana iguana mascota

Comida y alimentación

Ya tenemos el terrario, ya tenemos nuestra hermosa iguana verde, ahora ¿Cómo la alimentamos? De la tienda a su boca.

Son animales herbívoros principalmente, en estado de cautiverio debemos alimentarlas principalmente en un 75% de verduras y solo un 25% de frutas.

Si les damos a comer insectos o carne corremos el riesgo de enfermarla, conducirla a la desnutrición y la intoxicación.

La alimentación de nuestra iguana verde

Las verduras: brocoli, cilantro, lechuga, hojas de zanahoria, tomate, champiñones, pimentón, rábano, coliflor, calabaza y pepino.

Las hierbas: estas pueden ser trébol diente de león, heno verde, etc. Es ideal una mezcla entre hierbas y verduras.

Frutas: manzanas, uvas, kiwis, pera, fresa, papaya, higos y mangos.

Alimentos prohibidos para nuestra iguana en el hogar

Si no quieres correr al veterinario, enfermar a tu animal o causarle una angustiosa muerte, no debes darle a comer carnes de insecto, de vaca, pescado.

Ademas algunas verduras como el ajo, la cebolla, las zanahorias (recuerda que te comente que pueden comer hojas de zanahoria, pero no zanahoria) y perejil.

Si no sigues estas recomendaciones, accidentalmente podrías ocasionarle enfermedades tales como la hipocalcemia.

¿y su salud?

Iguana sobre tronco con tonalidades anaranjadas

Las iguanas rara vez se enferman en estado natural, por lo tanto, si se enferman bajo nuestro cuidado, esto se debe a un mal manejo de su ambiente artificial o descuido de nuestra parte en sus necesidades de iluminación, temperatura, alimentación y cuidado.

La principal causa de enfermedad de nuestra iguana en casa es la falta de humedad, lo que le provocara problemas respiratorios.

Ten presente que el exceso de humedad también es un factor de riesgo.

Otra es la quemadura en la piel por excesivo uso de lamparas de rayos UV, por la mala disposición de estas, ya que las ubiques muy cerca al tronco de la iguana dentro del terrario o que sea de una intensidad inadecuada para la edad de tu ejemplar.

Cambios de temperatura en la salud de la Iguana

Evitemos cambios bruscos de temperatura. También la falta de ejercicio, de permitirle trepar o andan por otras partes de la casa o del patio de nuestra casa, debilitara sus músculos y a medida que crezca y engorde, puede sufrir de caídas y con los golpes vienen las fracturas, mucho ojo con esto.

El estrés

Nuestra iguana se puede llegar a estresar, a un punto que pueden perder la vida.

Te darás cuenta que se encuentra en este estado por cambios en la coloración de la piel, con tonos cafés opacos, grises y hasta tonalidades negras.

Algunas de las causas son la mala alimentación, no por cantidad, sino por alimentos deficientes para sus necesidades de nutrientes y suplementos vitaminicos.

Otro factor de estrés son las malas condiciones del terrario, como poco espacio, poca o excesiva iluminación, otro ejemplar compartiendo el mismo espacio, poca ventilación, como si estuviera en una pequeña prisión con malas condiciones de vida.

Además de ruidos molestos, mala iluminación en la noche y la presencia de otros animales amenazantes como perros agresivos.

Motivo de muerte en cautiverio

Su muerte se lleva a cabo porque con el estrés viene el debilitamiento del sistema inmune, lo que la hace vulnerable a patógenos, infecciones y bacterias presentes en el ambiente. si detectas alguno de estos síntomas, debes conducirla al veterinario.

iguana domestica descansando en terrario

Garrapatas de Iguana

Las garrapatas que lleguen a presentar en la piel nuestra iguana podemos retirársela con unas pinzas.

Ten presente que una vez retiradas y eliminadas todas las garrapatas, estas no volverán a aparecer ya que las contrajo de su lugar de origen y no son propias de un ambiente ajeno.

La importancia de eliminar estas garrapatas es evitar su multiplicación.

Podemos bañar a la iguana con agua tibia, un cepillo y productos especializados para la eliminación de garrapatas, también deberás desinfectar el terrario y sus elementos, pero sin la utilización de productos tóxicos pero pueden perjudicar la vida de tu mascota.

Veterinario para iguanas

iguana verde con mirada penetrante

Regularmente, al igual que los humanos, y en estado de salud normal, las iguanas deben ser llevadas a controles anuales de revisión de infecciones y enfermedades con un veterinario certificado.

Ten en cuenta que al ser una especie menos comercializada que los perros y los gatos o los hamsters, un veterinario puede cobrar un precio más elevado por la consulta o los medicamentos de tu iguana al no ser comercialmente distribuidos.

Es importante que identifiques los médicos veterinarios accesibles en tu zona y de ser posible preguntarles antes de tenerlos presentes, si tienen experiencia o conocimiento en el cuidado y tratamiento medico de este tipo de reptiles.

Inflamaciones en la piel

Si ves inflamaciones, supuraciones en la piel y boca, resequedad, cambios en los hábitos de tu iguana, es recomendable llevarla a una consulta veterinaria, estos son síntomas de que algo no va bien y requiere cuidado y atención medica.

Ten presente que cualquier animal al vivir en cautiverio, puede llegar a estar expuesto a condiciones poco naturales propias que le conlleven a enfermedades que no presentaría en estada natural, debido a controles artificiales de luz y temperatura que pueden fallar en cualquier momento.