Saltar al contenido

Iguana negra

Iguana negra

La iguana negra es propia de México. Fascinante animal que prefiere vivir cerca a ríos o en bosques tropicales y rocosos.

Especie amenazada, casada por su carne y obligada a relegarse cada vez más por la destrucción de su hábitat.

Existen organizaciones dedicadas a la cría de estos animales para aumentar sus números y evitar así su futura desaparición.

Características de las iguanas negra

Iguana negra tomando el sol

Al crecer se convierten en veganas. Esto quiere decir que cuando nacen las iguanas negras, se alimentan principalmente de insectos y pequeños animales, pero en edad adulta se alimentan exclusivamente de plantas.

Se pueden alimentar de carne de insecto hasta los siete meses, a partir de hay las frutas y hojas secas serán la principal fuente de la alimentación de la iguana negra.

Tiene muchas similitudes físicas y de comportamiento con la iguana verde.

No alcanzan la edad reproductiva hasta los tres años de edad y al igual que la iguana verde, sus crías nacen a través de huevos que deposita bajo tierra.

¿Dónde vive la iguana negra?

Reptil mirándote fijamente

Principalmente en México, aunque también ha sido introducida en la Florida y en el estado de Texas de Estados Unidos y se reproduce en un hábitat natural.

Característica del bosque tropical y subtropical. Vive en regiones con temperaturas entre los 20 y 26 grados centígrados.

Se calcula que solo en la Florida, más específicamente en la isla de Gasparilla, existen 12.000 de estas iguanas. Todas nacidas de una liberación accidentada producida en 1970 por un importador de especies exóticas.

Al no ser nativas de la zona, se consideran una plaga por los residentes, llegando a causar daños en cableado eléctrico y telefónico, comer huevos de tortugas y otras especies y cavar nidos que ponen en riesgo a los habitantes ante el fuerte oleaje y la subida de las mareas.

Es muy resistente al clima, siendo jóvenes son arborícolas, viven en los árboles.

A medida que envejecen cambian su hábitat por terrenos más planos, incluso habitan en los techos de las personas de la isla de Gasparilla. Su tiempo lo distribuyen en tomar el sol y alimentarse.

La iguana negra, una especie amenazada

El aumento de la caza de las hembra para apropiarse de los huevos de iguana como menú han puesto en delicado estado el número de especies.

Los insecticidas también son una amenaza para esta especie, ya que disminuyen la población de insectos, menú de las crías de iguanas y de las más jóvenes.

Aunque cazar este animal es ilegal, es una actividad realizada para apropiarse de la carne que es utilizada en muchos menús latinoamericanos. Su piel también es explotada para bolsos y artesanías.

También las propiedades curativas que se le atribuyen a su carne y grasa son las causantes de haber reducido dramáticamente sus números.

La caza ilegal es extremadamente inhumana con estas especies, llegadas al punto de abrirles el vientre para sacarle los huevos y posteriormente liberarlas vivas para que mueran en la naturaleza.

También son conocidas mordedoras, por lo que los cazadores tienden a cocerles la boca.

Reproducción de la iguana negra

Entre noviembre y diciembre, en épocas de apareamiento, el macho intenta seducir a la hembra inflando su papada y bailando con movimientos agitados su cabeza. El coito de la iguana negra tiene una duración de tres a doce minutos.

La hembra en los meses de febrero y abril cava nidos en la tierra para depositar los huevos.

Al nacer, las iguanas negras son verdes, pero van tomando su coloración de piel negra a medida que van envejeciendo.

Las dos principales diferencias entre la iguana negra y la iguana verde está en su comportamiento, mientras la iguana verde es dócil con los humanos y manejable en el hogar, la iguana negra es agresiva y no dudara en morder el dedo de una persona y aferrarse a este.

Otra diferencia esta en su gustos. Mientas la iguana verde disfruta del nado, la iguana negra rara vez nada, salvo para escapar de un depredador, e incluso prefiere caminar sobre piedras.

Son muy poco recomendadas como iguana mascota, ya sea por su agresividad o porque en su juventud no aceptan comer insectos muertos y el alimento debe estar vivo.

Importancia

Iguana caminando sobre piedras

En la naturaleza, gracias al consumo de frutas, a través de sus heces reparte semilla por todo el terreno, contribuyendo al ciclo de la naturaleza.

Gracias a sus hábitos alimenticios carnívoros en su juventud, son una excelente opción de control de plagas de insectos y pequeños roedores.

En programas de explotación controlada y sustentable, su carne es un gran recurso económico, ya que en regiones latinoamericanas, a su carne se le atribuyen propiedades curativas, por lo que generalmente son criadas junto con las iguanas verdes para facilitar el cuidado de la iguana y aprovechamiento.

Descubre más de los reptiles en…

Tortuga bebe alimentandose con lechuga

Tortugas como mascotas

Iguana verde en su terrario

Las tiendas de mascotas