Saltar al contenido

Tener una serpiente como mascota

Serpiente mascota de color verde

Alguna vez te has planteado la posibilidad de tener una serpiente como mascota, pero no saber si es lo mejor para ti, su adaptabilidad al hogar, descúbrelo rápidamente.

Tanta es la diversidad en el hogar a la hora de escoger una compañía animal, que la serpiente no escapan a esta idea. Existen serpientes domésticas, con las características de un reptil inofensivo, de carácter tranquilo, también existen las serpientes más venenosas del mundo como la serpiente taipanes o la cobra que no solamente no vas a poder comprar en una tienda de mascotas, su tenencia es ilegal en casi cualquier hogar.

Tener en cuenta antes de comprar una serpiente como mascota

Culebra de bello color

Debes tener presente con las autoridades locales que la tenencia de una serpiente como mascota no es un asunto ilegal, puedes también comprobarlo en cualquier tienda de mascotas.

Al ser un animal exótico para la casa la principal recomendación es comprarla en una tienda de mascotas certificada de tu ciudad.

Existen muchas especies venenosas, otras especies están en peligro de extinción, otras especies son de tenencia ilegal, y detrás de este bello animal existe un comercio ilegal bastante explotado.

Si de todas formas decidiste tener una serpiente como mascota, te explicamos los cuidados que esto conllevara. Pueden llegar a vivir hasta 20 años con los cuidados adecuados

¿Puede una serpiente ser una mascota?

Cierto es que este reptiliano animal infunde un miedo irracional en las personas por temores infundidos sobre ataques y peligros de estos ejemplares, hay que tener presente que solo en un ambiente salvaje pueden llegar a ser peligrosas pero si escogemos correctamente la especie que podemos comprar, no tenemos nada de que preocuparnos.

Las serpientes no son animales leales, esto quiere decir que no tendrán muestra de cariño hacia sus dueños, no son un perro y no vendrán a tu lado por un instinto de cariño.

Cuando son sometidas a un ambiente inadecuado se estresan y tornan agresivas.

La peligrosidad también está determinada por su tamaño, algunas pueden medir 25 centímetros y otras tantas pueden llegar a unos impresionantes 10 metros de longitud.

Las serpientes y los niños

Serpiente mascota bebe al aire libre

Los hijos es el principal determinante a la hora de tener una mascota en el hogar, con las serpientes no hay diferencia. Debes tener presente que una serpiente de menor tamaño será la opción recomendada porque facilita su manipulación y son más fáciles de entrenar para que sean compañeros más sociables.

Los hijos querrán jugar con ella y la curiosidad los llevara a manipularlas. Tus hijos también deben entender que no son un juguete y son un animal que merece respeto. Motívalos a que dibujen una iguana o una serpiente.

Ventajas de tener una serpiente como mascota

  • No requieren alimentación diaria.
  • No son fuente de alergias conocidas.
  • Requieren de un espacio pequeño pero según el tamaño de cada especie para vivir.
  • Son silenciosos y limpios
  • No requieren pasear diariamente.
  • No necesitan afecto constante.

Si eres una persona ocupada que quiere algo de compañía en el hogar, una serpiente será tu mascota ideal. Con unos cuidados básicos en casa, este bello reptil será tu mascota perfecta.

¿Cómo cuidar de una serpiente en casa?

La primera medida de cuidado es tener un terrario adecuado para una serpiente. En la misma tienda de mascota donde compres la serpiente, puedes comprar su casa, que se adaptara a tu tamaño al momento de crecer.

Debes mantener limpio el terrario, cambiar regularmente la arena, recoger los restos de su cambio de piel habitual, y este debe tener una temperatura que supere los 25 °C o pondremos a nuestro animal en peligro de muerte.

La serpiente no necesita comer regularmente, un bocado de comida cada semana o cada quince días es suficiente.

No mastican su alimento, por lo cual su comida, es decir, su presa, se descompone gradualmente dentro de ella, liberando los nutrientes y el alimento que necesita diariamente.

Son carnívoras, por lo que la alimentaremos principalmente con ratones, peces y pequeñas aves. Es mejor darle el alimento vivo, ya que esto las estimulara a alimentarse, tienden a evitar la comida cuando esta no motiva sus instintos naturales.

Siempre debes complementar su alimentación con suplementos vitamínicos específicos que pueden conseguir en casi cualquier veterinaria que venda reptiles como mascotas.

Agua limpia y fresca a su disposición al igual que una visita al veterinario por lo menos una vez al año para evitar enfermedades.

Las serpientes domésticas más comunes como mascotas

Para los principiantes en este mundo, recomendaremos unas especies que por su tamaño y temperamento son la mejor decisión si están decididos a tener este exótico animal en casa.

Serpiente de maíz

Serpiente de maíz como mascota

Es la serpiente mascota más popular del mercado. Mide aproximadamente un metro.

Es muy dócil y fácil de sobrellevar. Se alimenta de animales pequeños como gusanos y grillos.

Pitón de la India

Pitón de la india como mascota

No es cualquier Pitón, es la más sociable que hay en el mercado, pero ten presente que pueden llegar  a medir hasta 5 metros.

Aunque su impresionante tamaño no te intimide, son muy tratables para los humanos pero por su gran tamaño requieren de terrarios más grandes para que se puedan mover con comodidad y esto no afecte su temperamento.

Pitón real

Pitón real como mascota

A diferencia de la Pitón de la india, miden entre 1 y 2 metros, por lo que son más fáciles de manipular. Animal de hermosos colores que es conocida por ser muy sociable con las personas.

Serpiente de leche

Serpiente de leche como mascota

Es una de las opciones más llamativas, miden entre medio metro y metro y medio. Estas compuestas de tonos rojos, negros y amarillos. Se alimenta de anfibios, insectos y pequeños crustáceos.

Ataque de una serpiente mascota

La serpiente en casa se acostumbrara rápidamente a tu presencia, más si ha sido domesticada en la tienda de mascotas o ya lleva tiempo en esta.

Siempre y cuando tengas las condiciones óptimas de temperatura, hidratación y alimentación, la serpiente no te verá como una amenaza o alimento, por lo que no te atacara.

Ten en cuenta que al estar encerrada en un terrario no tiene la posibilidad de huir, por esto si ve que su única opción es atacar ante una sensación de amenaza latente, no la provoques innecesariamente.

No abras la jaula únicamente para alimentarla, si esto se vuelve rutina, la serpiente aprenderá que la jaula solo se abre para recibir alimento y atacara lo primero que entre en ella, esto es, tu mano.

Abre la tapa de su terrario también para acariciarla, para interactuar con ella y así aprenderá que no todo lo que entra a su hábitat es alimento.