Saltar al contenido

Tortugas como mascotas

sTortuga de tierra bebe comiendo lechuga como mascota

Los perros, las iguanas verdes, los gatos, los periquitos, los loros, son los primeros animales en los que puedes llegar a pensar a la hora de decidirte por adoptar una mascota. Pero, ¿Has pensado en las tortugas como mascotas?

Entre otras de las opciones populares encontramos la tortuga, que se pueden adaptar con facilidad a nuestro instinto animal humano.

Las tortuga como mascotas requiere también ciertos cuidados especiales a tener en cuenta, por ser una animal de movimiento lento y aparentemente tranquilo, no significa que podamos dejar de lado los cuidados que requiere.

Mis tortugas como mascotas

Tortuga de tierra mascota mirándote fijamente

Las tortugas como reptiles han poblado el planeta desde hace millones de años, y no ha cambiado mucho desde entonces. Su principal característica es un duro caparazón que le protege de depredadores y tienen una esperanza de vida tan larga como sus dueño, o incluso mayor, llegando algunas especies a vivir más de cien años.

Existen variedades entre tortugas terrestres y tortugas marinas pero, ¿las tortugas como mascotas?. Si, claro que si, pero mucho ojo a la especie que escojamos. Debes alejarte de medio poco convencionales de compra, como son los compradores informales, ya que muchas de estas tortugas se encuentran en peligro de extinción, precisamente por el tráfico de animales.

La principal recomendación es acercarte a una tienda de mascotas reconocida de tu ciudad para comprar un ejemplar que se adapte a ti. Ten presente que la alimentación de este reptil puede cambiar entre una tortuga y otra.

Tipos de tortugas como mascotas

Debes reconocer las diferentes especies que existen de tortugas, así sabrás que alimentación debes brindarle, cuanto pueden llegar a crecer, ya que algunas mascotas crecen a tamaños que no se adaptan a tu hogar y también asegurarte que no estás comprando un ejemplar en la línea oscura de la extinción.

Tortuga Mediterránea

Tortuga de tierra bebe

Es una de las más comunes como mascota, requiere un hábitat de 2 metros cuadrados por lo menos y come principalmente verduras.

Tortuga Marginata

Tortuga marginata bebe

Puede llegar a medir 30 centímetros y es necesario una correcta iluminación.

Tortuga Mora

Tortuga mora caminando sobre arena

Proveniente principalmente de Asia y África, aunque hoy día la puedes encontrar casi en cualquier parte del mundo. Realiza toda su actividad de día y comen vegetales principalmente.

Tortuga Rusa

Tortuga rusa caminando en el cesped

Hiberna en invierno, es tal vez la más pequeña de todas, eso no significa que no requiera un terrario adecuado para sus necesidades.

Tortuga Vientre Rojo

Tortuga marina de vientre rojo orgullosa

Estas tortugas mascotas son acuáticas y comen carne, tiene época de hibernación y disfruta de realizar sus actividades de día, aunque no son muchas. Es una tortuga marina muy esperada por los amantes de las tortugas.

¿Cómo cuidar una tortuga?

Cuidar una tortuga no significa el mismo reto que cuidar una iguana, a pesar que no se mueven con gran agilidad o rapidez, su espacio no debe ser pequeño, son muy activas, a su paso, para ejercitarse, están en constante movimiento para mantener sus músculos firmes y poder sostener el peso de su caparazón. Algunos de los cuidados más importantes a tener en cuenta son:

Un espacio cómodo para nuestra tortuga de tierra

Tortugas como mascotas de tierra caminando

Para saber que espacio necesitara tu tortuga, debes analizar cuál será el tamaño máximo que pueda llegar a alcanzar en su estado adulto. Las tortugas terrestres pueden vivir tanto dentro de un hábitat artificial como en espacios abiertos tipo jardín que tengas en casa, si es acuática, un acuario será lo idea.

Sea de tierra o de agua, los terrarios necesitan accesorios como una correcta iluminación para el día y para la noche.

¿Cómo se alimenta una tortuga?

Todo depende de la tortuga, de que especie hayamos comprado. Debes documentarte según la especie que estén ofreciendo antes de comprarla, ya que según esto se alimentara de plantas, frutas, insectos o carne.

Las tortugas de tierra comen principalmente verduras con ciertos bocados pequeños de fruta y más pequeños de insectos. En casa también pueden alimentarlas con comida especial para tortugas que venden en cualquier veterinaria.

Temperatura del cuerpo

Reptiles de sangre fría al igual que las iguanas y las serpientes, no tienen la capacidad de regular su temperatura corporal por lo que necesitan de fuentes de calor como el sol o lámparas de luz y calor adecuadas para tal propósito.

Hibernación de la tortuga

Tortuga bebe contemplando la vista

No todas lo hacen, por lo que debes saber que especie de tortuga adquiriste. Si es de las tortugas que hibernan, a tus mascotas debes alimentarla muy bien durante el verano, dos semanas antes de su ciclo de hibernación debes empezar a disminuir las porciones de alimento hasta que ella empiece a ayunar, puedes consultar más a profundidad este tema en tu tienda veterinaria o con algún veterinario o cuidador de tortugas con experiencia.

Tortuga Terrestre

Tortuga de tierra contemplando el agua

No olvides decorar el terrario o el jardín con piedras para que tu tortuga camine sobre ellas. No solo serán elementos decorativos sino que además le permitirán a nuestra mascota limar sus uñas. Igualmente este animal tiene la afición por cavar hoyos, ten cuidado que no cabe muy profundo si lo hace al aire libre porque podrías perderla para siempre.

No la alimentes con comida para perros y gatos, con dulces o plátanos. El agua es un factor indispensable para ellas como muchas otras especies, no olvides mantener siempre a su disposición agua fresca para que beba. El aseo de tu tortuga es importante, no dejen que los materiales fecales se acumulen en su hábitat, limpiarlo con regularidad es una ley.

Tortuga acuática

Tortuga aquatica saliendo del agua

Debes disponer de un acuario por menos de cuatro veces mayor al tamaño en edad adulta que tu mascota llegara a tener. Debe tener espacio para nadar con cierta libertad, pero además disponer de zonas secas, compuesta de piedras o tierra para que nuestra tortuga repose con regularidad.

Limpia su pecera semanalmente, limpiando el vidrio y los desechos que se hayan podido adherir a las piedras. Permítele a la pecera disponer de una fuente natural de luz del sol, o en su defecto, una iluminación artificial, pero ten presente que lo artificial no reemplazara el sol.

Ventajas de una tortuga

  • Viven por mucho tiempo, eso significa que tu amiga no te abandonara por muchos años.
  • Se cuidan solas, después de que las atenciones de limpieza sean las adecuadas, el espacio disponible para ellas sea el correcto y tengan a su disposición alimento y bebida, no necesitan tu atención constante.
  • Aparte de la inversión inicial en el hábitat artificial, los cuidados posteriores resultan muy económicos.
  • No hacen ruido ni son objeto de caos.
  • Casi nunca se enferman, pero está atento a cambios o manchas en el caparazón.
  • No fomentan la alergia en humanos.

Desventajas de una tortuga

  • Si quiere una mascota activa, que le lama, te abrace y salte de felicidad cuando llegues a casa, compra un perro, no un reptil.
  • Cuando hiberna desaparece, es decir, se esconde o queda inmóvil y parece que se hubiera ido de casa por unos meses.
  • No les gusta ser molestadas, no las estés levantando con regularidad, pueden que te muerdan o se estresen y enfermen.